EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

13/4/18

TODO ES NECESARIO MÁS TODO NO CONVIENE

TODO ES NECESARIO MÁS TODO NO CONVIENE
EL FIN SE ACERCA Y LAS MANIFESTACIONES MÁS HORRENDA SE CUMPLIRÁN ESTÁ TODO ESCRITO EN SU PALABRA Y LAMENTABLEMENTE SERÁN SEDUCIDO POR EL MAL COMO EN LOS DÍAS DE NOÉ.
varones y mujeres con vestimentas judiciales de color negro, hombres escogidos para representación de una Nación. Resuelven o resolverán
Durante los primeros tres meses de embarazo la decisión de abortar pertenece exclusivamente a la mujer y su doctor; durante los próximos tres meses el Estado puede legislar el proceso abortivo para proteger la salud materna; durante los últimos tres meses, cuando el "feto" sea viable, el Estado puede regular o aun pro­hibir el aborto, excepto cuando sea nece­sario para la salud mental o física de la madre.
Ese mismo día una nación civi­lizada llegará a ser una nación incivilizada, porque una nación civilizada siempre pro­tege a los que no se pueden proteger so­los.
Que toda mujer que piense abortar su bebé lea y medite en esto: “en el vientre me hizo a mí… nos dispuso uno mismo en la matriz…” (31:15). “tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre” (Sal. 139:13).
Prov. 6:16-19, “Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente (por ej. el aborto), un corazón que maquina planes perversos, pies que corren al mal.
Rom. 1:31; 2 Tim. 3:3 dan listas de los pecados más terribles en el mundo; en­tre ellos Pablo habla de personas "sin afecto natural". Indudablemente los que practican el aborto son personas "sin afecto natural".
El aborto es homicidio, Gén. 9:6; Gál. 5:21.
El lago de fuego espera a tales per­sonas si no se arrepienten, Apoc. 21:8.
Su fin será el infierno porque Dios los aborrece por sus abominaciones.
EL PECADO YA VA CON SU CASTIGO