EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

21/4/16

PABLO PERDONA AL OFENSOR

Pablo perdona al ofensor
2 Corintios 2:5-11 (Reina-Valera 1960)

Pero si alguno me ha causado tristeza, no me la ha causado a mí solo, sino en cierto modo (por no exagerar) a todos vosotros. Le basta a tal persona esta reprensión hecha por muchos; así que, al contrario, vosotros más bien debéis perdonarle y consolarlo, para que no sea consumido de demasiada tristeza. Por lo cual os ruego que confirméis el amor para con él. Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo. Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

Aquí nos encontramos con alguien siendo miembro de la Iglesia de Corinto, había pecado, según las instrucciones de Pablo los líderes lo pusieron bajo disciplina; ahora vemos que la corrección tuvo los frutos esperados el hermano se arrepintió de su pecado; era ahora momento para perdonarlos y restaurarlo; sin embargo había resistencia entre el pueblo muchos miembros que rehusaban perdonarle.
Quiero que podamos observar el llamado a la Iglesia que Pablo hace y les marca unos puntos que deberíamos tener en cuenta y como dice Pablo al terminar el texto que Satanás no gane ventaja.
Lo que vemos aquí es el llamado de atención de Pablo hacia la ausencia del perdón en los hermanos; el reconoció que esta falta de perdón; daría lugar a Satanás para dividir la Iglesia, Pablo insiste en que perdonen al hermano, el sabia que este espíritu no perdonador podía infectar toda la congregación, porque la falta de perdón se convierte en resentimiento, amargura y rencor y esto produce nada menos que muerte espiritual en medio de la congregación.
El otro punto es que el pecador arrepentido no encontró brazos perdonadores de sus hermanos en Cristo, ellos no querían consolarlo vs 7 dice que estaba muy triste la tristeza había invadido su corazón y estaba a punto de ser consumido por la tristeza por no encontrar uno corazón y unos brazos perdonador de parte de sus hermanos; aquí me detengo; Dios nos exhorta a todos a tener compasión con el pecador arrepentido, puede ser que si no se encuentra con los brazos perdonador y la falta de compasión de parte nuestra; puede que la tristeza mate al hermano. Que dolor siento en mi corazón porque Dios me hace acordar lo que dijo a Pedro, no llames inmundos lo que yo he limpiado. Esta visión de Pedro hace falta en mi Iglesia me decía el Señor, para que reconozcan quien es el que limpia y pesa los corazones. "Perdón, Perdóname, te Perdono, nos Perdonamos"

Efesios 4; 32 dice antes sed benignos unos a otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Y el otro punto o propósito de Pablo era averiguar si los hermanos estaban dispuestos a sujetarse a sus instrucciones dado por el (vs 9) el desprecio a las enseñanzas por los pastores de la Iglesia local son armas que Satanás toma ventaja y así dividir una congregación.
Pablo nos llama la atención y procurar que ninguno de nosotros demos al diablo ventaja por medios de la falta de perdón y de aceptar al pecador arrepentido, la falta de compasión y la falta de sujeción y no dar la importancia a la enseñanza de nuestros Padres Espirituales.
Podamos tener una actitud perdonadora hacia los hermanos que se equivocaron, que cayeron, que pecaron, hoy muchos están buscando ser restaurado tus brazos y tu compasión es la mejor restauración. 

Reflexión. Usted necesita de mí y yo necesito de usted, si sabes de alguno que necesita tu abrazo ve y dale lo mejor de ti; no sea que la tristeza lo esté consumiendo. Para que el diablo no gane ventaja alguna sobre nosotros: pues no ignoramos sus maquinaciones. Amén, amén