EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

30/3/16

EL CAMINO ANCHO; LA RUTA 666 SU KM 0 ESTÁ EN NOSOTROS, SU KM FINAL ES EL INFIERNO

EL CAMINO ANCHO; LA RUTA 666 SU KM 0 ESTÁ EN NOSOTROS, SU KM FINAL ES EL INFIERNO

EL CAMINO ANCHO
El camino ancho es el más transitado, tiene una puerta ancha y ofrece la libertad para creer lo que más nos conviene, ofrece la libertad de hacer lo que deseen y decidir por donde quieran ir, en cambio el evangelio presenta requisitos y la una guía de principios por donde el hombre debe caminar, y solo tiene libertad en Cristo y no libertinaje.
El camino ancho es un camino que no agrada a Dios, aquellos que lo escogen no desean que les digan lo que tienen que hacer, Satanás transita ese camino convenciendo a las personas que una vida sin disciplina es lo que nos hace sentir libres y felices. Lo que esas personas no ven, es la consecuencia que recibirán como resultado de ese estilo de vida. En cambio el evangelio requiere disciplina y las guía de su palabra que nos dicen lo mejor que seria para nuestras vidas.
El camino ancho es un camino de oscuridad. Proverbios 4.19 nos dice: “El camino de los impíos es como la oscuridad”. Jesús confirmó esto al decir que los hombres aman la oscuridad, porque la luz expone sus malas obras (Jn 3.19, 20). Muchos escogen ese camino, pues la oscuridad les hace sentir bien con sus pecados. Han rechazado a Jesús, quien es la Luz del mundo, para no sentirse mal por sus desobediencias.
El camino ancho es un camino que produce decepción. tratan de convencerse a sí mismos de que al seguir sus propios deseos, hallarán la felicidad. Cuando en realidad, lo único que lograrán es hacerse esclavos del pecado y vivir en gran desilusión.
El camino ancho es un camino que lleva a la destrucción. Los que escogen esa ruta, lo hacen con la esperanza de que sus vidas mejoren, pero al final solo recibirán destrucción. Al tratar de salvar su vida pierden su alma para toda la eternidad (Mr 8.34-37).

EL INFIERNO
EL INFIERNO ES UN LUGAR DE SUFRIMIENTO, DOLOR, TORMENTO ETERNO.

“Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”…(Marcos 9: 43-46).
Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”…(Apocalipsis 20.10).

EL INFIERNO ES LA MUERTE SEGUNDA, SEPARACIÓN ETERNA DE DIOS.

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”…(Apocalipsis 21:8).
Las frases “apartaos de mí” y “e irán estos”, hablan de estar separados eternamente de Dios, la muerte segunda, que los desobedientes experimentarán en el día final. Mateo 25:41; 2 Tesalonicenses 1:9. La “segunda muerte” es la separación final de Dios.
La Biblia dice que ellos sufrirán “pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder”. Todos los malos de la humanidad, el fuerte como también el débil, los grandes y pequeños de todas las épocas, los incrédulos nobles y aún algunos moralmente rectos, las personas religiosas que adoraban al Dios, pero conforme a sus propias ideas, junto con los apóstatas de la fe, estarán mezclados con la peor escoria de la humanidad que jamás haya vivido…(2 de Tesalonicenses 1:9).

Podemos ser salvo y escapar de este horrible castigo, es necesario obedecer al evangelio (2 Tesalonicenses 1:8).
¿Cómo? Oír y creer el evangelio, amar a Dios de todo el corazón, arrepentirse de los pecados, confesar que Cristo es Dios, ser bautizado en agua para el perdón de los pecados y ser fiel hasta la muerte, adorando y sirviendo a Dios de acuerdo a su enseñanza en la Biblia.

La muerte no trae alivio del dolor del sufrimiento de los que vivirán en el infierno De ninguna manera, a menos que uno muera “en Cristo”.

USTED PODRÁ VIVIR SIN CRISTO; PERO ES HORRIBLE MORIR SIN ÉL