EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

9/2/16

LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA Y POR TU PALABRA SOY LUZ AL MUNDO.

LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA Y POR TU PALABRA SOY LUZ AL MUNDO.

Salmos 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.


La palabra de Dios contiene principios espirituales que nos dirige en nuestro trabajo y camino, para evitar muchos dolores, peligros, y tragedias causadas por decisiones y elecciones erróneas que tomamos, sin ella el mundo seria un lugar oscuro, y difícil de comprender.

Los mandamiento de Dios son una lámpara que debemos mantener encendido con el aceite del Espíritu, como una luz para guiarnos.

La palabra de Dios, sus mandamientos no es luz para el mundo, porque el mundo no conoce la palabra ni los mandamientos de Dios, Tampoco no es luz para creyente porque creyente hay mucho, la palabra de Dios sus mandamientos es lampara y lumbrera a los hijo de Dios por medio de Jesús, que creen en ella, que viven por ella, y la practican cada día.

Salmos 119: 106 Juré y ratifiqué Que guardaré tus justos juicios.
Salmos 119; 112 Mi corazón incliné a cumplir tus estatutos De continuo, hasta el fin.


EL SALMISTA DIJO LÁMPARA Y LUMBRERA ES TU PALABRA PERO JESÚS FUE MUCHO MAS AYA Y NOS DIJO VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO


Mateo 5:14-16 Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.

Los hijos de Dios son luz para todo el mundo, para aquellos que no creen por eso dijo Jesús ustedes son luz del mundo. Nosotros somos luz nosotros somos quienes guiamos porque tenemos la palabra la palabra es lampara y lumbrera para sus hijos, pero nosotros somos lampara y lumbrera al mundo por medio de la palabra de Dios.

Hermano tu eres al mundo, tu das luz con tu vida, con tu familia, tu testimonio es luz, lo que haces en tu hogar es luz, lo que hablas es luz, lo que enseñas es luz.
Hermano sabes quien da testimonio de tu luz, tu esposa, tus hijos ese es el mejor testimonio tu familia si hay luz, hay comunión con tus hijos con tu esposa, con tus hermanos en Cristo.

Nuestra luz debe brillar, los hombres podrán ver, Lo que hay entre Dios y usted, la comunión Con su espíritu mantendrá el aceite necesario para que su lampara se mantenga encendida, y ellos vera la buenas obras de cada uno de nosotros y alabarán al Padre que está en el cielo.