EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

21/1/16

UNOS DE LOS PRINCIPIOS “LA RESITUCIÓN”. QUE NOS CUESTA CUMPLIR

UNOS DE LOS PRINCIPIOS “LA RESITUCIÓN”. QUE NOS CUESTA CUMPLIR

Ser cristianos es llevar una vida en comunión con dios y con tu hermano no con aquellos que son incrédulos, Pablo dijo no te juntes con yugo desigual, es difícil, sabia que ser cristiano no es aquel que acepto a cristo pidió perdón a Dios y ya listo, no algo mas falta que le pidamos perdón aquel que herimos aquel que hablamos mal con nuestras amistades, ahora estamos en el camino del señor y eso se llama restitución, debemos pedir perdón para lograr una completa bendición sobre nuestra vida, no eres cristiano porque sabes leer la Biblia, eres cristiano porque hace conforme la enseñanza CONFORME A LOS PRINCIPIOS BIBLICOS, no eres cristianos porque estas bien económicamente, no eres cristianos, porque vas a la iglesia, eres cristianos cuando no tienes nada guardado en tu corazón solo la palabra de Dios, ser infiel es de incrédulos de hipócrita y de falto de conocimiento y de temor a Dios, y también una ves que venimos a los pies de Dios, debemos pedir perdón a la esposa o esposo sino no sirve, sin la restitución, si robaste y ahora eres cristiano debes restituir lo robado, si engañaste a alguien debes restituir.

Restituir es lo mas difícil para los que nos queremos llamar cristianos, ahí se ven realmente el que tiene el verdadero arrepentimiento.

Lev 6:4 entonces, habiendo pecado y ofendido, restituirá aquello que robó, o el daño De la calumnia, o el depósito que se le encomendó, o lo perdido que halló,

Aquí descubrimos que el robar es algo más que el solo hecho de quitarle algo a alguien. Encontrar algo y no regresarlo o rehusarse a regresar algo prestado son otras formas de robo. Estos son pecados contra Dios. Si usted ha conseguido algo en forma engañosa, entonces confiese su pecado a Dios, discúlpese con el dueño, confiese su pecado a Dios y devuelva las cosas robadas... con interés.

¿Cuáles son las demandas del Dios santo? Estas son expuestas en Isaías vv. 16 y 17: “Lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras acciones de delante de mis ojos...“

Isa 1:16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis Ojos; dejad de hacer lo malo;
Isa 1:17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced Justicia al huérfano, amparad a la viuda.