EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

19/1/16

LEVÁNTATE Y PREDICA CON COMPASIÓN Y PASIÓN

LEVÁNTATE Y PREDICA CON COMPASIÓN Y PASIÓN

Levánte y ve a Ninive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella, porque ha subido su maldad delante de mi. (Jonás 1; 2)

Jonás nos enseña que Dios no solo amó al pueblo de Israel sino que también a los asirios que eran gentiles de Ninve; Jonás fue un profeta de Dios y hombre justo; excepto cuando él estuvo en desacuerdo con Dios no era diferente que los gentiles paganos; por una parte los gentiles paganos de Ninive se arrepintieron cuando Jonás les predicó; algo que Jonás; el pueblo no hubieran hecho.

DIOS TUVO COMPASIÓN DEL PUEBLO DE NINIVE; EL PUEBLO QUE SE ARREPINTIO CUANDO JONÁS LES PREDICÓ.

Jonás se enojó en gran manera; el queria que Dios golpeara a esa ciudad hizo un refugio al oriene de la ciudad para sentarse alli e hizo una enramada y se sentó debajo de ella a la sombra y esperó y miraba a ver si Dios hacia algo en contra de la ciudad o quizás el cambiaría y la castigaría.
Dios hizo crecer una calabaza de noche para que le hiciese sombra sobre su cabeza y Jonás se alegró en gran manera.
Luego Dios hirió la calabacera y se secó de noche. Jonás estaba muy enojado y quería la muerte.

Ahora leamos Jonás 4; 9-11
Entonces dio Dios a Jonás; ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte. Y dijo Jehová; Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. ¿ Y no tendré yo piedad de Ninive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?

"Jonás tenia más compasión de la planta que de la gente, en este caso del pueblo de Ninive".

Algunas veces somos como Jonás, es muy fácil tener compasión por los árboles, plantas o animales que están en peligro; que amar y tener compasión por nuestro prójimo muchas veces encotramos en ellos errores y en su contra cerramos las puertas de nuestro corazón sin poder tener alguna compasión asi ellos.

Ahora nosotros; ¿estamos ganando almas con Cristo o estamos dispersando a la gente?.

"Jesús dice Amad a vuestros enemigos..Orad por ellos". Esta es la plataforma del evangelio.

Los cristianos no debemos de cesar en buscar lo bueno en ellos para su bienestar.