EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

29/1/16

LA ENVIDIA UN GIGANTE QUE SE LEVANTA EN CONTRA DE TUS SUEÑOS.

LA ENVIDIA UN GIGANTE QUE SE LEVANTA EN CONTRA DE TUS SUEÑOS.

Gensis 37; 19-20
Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador. Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.


José para poder conquistar su sueño tuvo que destruir este gigante, “La Envidia” que se levanta en contra de tus anhelos, sueños, deseos, propósitos, visión, para destruir y matar los que Dios puso en tu corazón, la envidia impulso a su propia familia a sus hermanos a alejarlo de su padre y familia en si, paso el desprecios, tanto que se burlaban de el diciendo ahí viene el soñador, matésmosle, y echémosle y veremos qué será de su sueño.

La envidia te mata cuando es impulsada por tu propia familia, la envía destruye los sueños, la envidia apaga la pasión, desvanece el deseo, y te saca del enfoque de tu visión, la envidia es un gigante que deberás combatir para lograr tus sueños.
La biblia dice esta lucha no es contra carne y sangre, es con espíritus y potestades de las regiones celestes, este genero no sale si no es con oración y ayuno, este gigante cae cuando nos sometemos a Dios y resistimos, y peleamos por lo que Dios dijo que iba hacer conmigo.

La biblia nos dice que toda obra con excelencia despierta la envidia.
Eclesiatés 4; 4 He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

La envidia está dentro de las familias, trabajos, escuelas, en la Iglesia, no respecta el nivel social, ni costumbres, ella llega y se instala y buscara siempre lograr el objetivo destruir sueños.

CUANDO APRENDEMOS A SOPORTARNOS, A SOPORTAR JUNTOS LA DIFICULTADES, A LLORAR JUNTOS EN LAS PRUEBAS Y MOMENTOS DIFÍCILES, Y TAMBIÉN A REÍR JUNTOS, CUANDO APRENDAMOS A SOPORTARNOS, LLORAR, Y REÍR ENTONCES: 
EL AMOR SE HACE MÁS FUERTE, EL COMPAÑERISMO SE VUELVE MÁS SINCERO, Y LA RELACIÓN ENTRE PERSONA ES MÁS TRANSPARENTE.


Lo que mas duele es que la envidia, sospecha, criticas, y malicias han destruido planes de Dios, sueños de nuestros propios hermanos, a encarcelado ministerios, y ha atado a dones y talentos, la iglesia tiene que desterrar la envidia, y la competencia, dentro de la iglesia no debemos dejar este mal operar en las vida, debemos identificarlo y sacarlo fuera porque es una arma del enemigo, que seguirá usando para paralizar la obra de Dios.

“Sino actuamos en contra de la envidia muchos quedarán en el camino”