EL GRAN DESAFIO

Este es el gran desafío en la vida, desarrollar sabiduría en nuestra forma de vivir, para ser bendecidos nosotros, para que sean bendecidos aquellos que nos rodean y para poder ser de testimonio a los que Dios ponga en nuestro camino. Busca la sabiduría de Dios antes de actuar y pone en práctica los principios de su Palabra más allá de tu parecer y tu propia opinión. Desarrolla humildad en tu vida para convertirte en un alumno permanente, sabiendo que cuando uno deja de aprender también deja de crecer.

7/11/12


DIOS LLAMA AL ARREPENTIMIENTO
“Pero aun ahora,” dice Jehová, “volveos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno, llanto y lamento. Desgarrad vuestro corazón y no vuestros vestidos.” Volved a Jehová, vuestro Dios, porque él es clemente y compasivo, Lento para la ira, grande en misericordia, y desiste del castigo. ¿Quién sabe si desiste, cambia de parecer y deja tras sí bendición, es decir, ofrenda vegetal y libación para Jehová vuestro Dios?
¡Tocad la corneta en Sión; pregonad ayuno! ¡Convocad a la asamblea! ¡Reunid al pueblo, santificad la congregación; agrupad a los ancianos; reunid a los pequeños y a los niños de pecho! ¡Salga el novio de su cámara nupcial y la novia de su dosel! Los sacerdotes que sirven a Jehová lloren entre el vestíbulo y el altar. Digan: “Perdona, OH Jehová, a mi pueblo. No entregues tu heredad a la afrenta, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: ‘¿Donde está su Dios?”’
Entonces Jehová tuvo celo por su tierra y se apiadó de su pueblo.
JOEL 2:12-18

Por medio de su profeta, Dios transmite un llamado directo para que la nación se arrepienta. Esta es la condición básica o principal para que Dios acuda en su ayuda.

Pero deben hacerlo con todo… corazón, o sinceramente. Los elementos rituales solo son muestras externas de este arrepentimiento, aunque deben estar presentes: ayuno, llanto y lamento. Pero Dios no quiere expresiones mecánicas o superficiales. Jehová demanda un arrepentimiento genuino, sincero, de corazón; un arrepentimiento espiritual. Los judíos expresaban su dolor rompiendo sus vestidos, pero Dios demanda un “corazón contrito y humillado”

ES HORA DE ACERCARNOS A ÉL CON UN CORAZÓN HUMILLADO, ENTREGADO, Y CON DESEO DE ALEJARNOS DEL PECADO, EL JUEZ VIENE EN CAMINO, CON LA JUSTICIA EN LA MANO QUE ES LA PALABRA ELLA SERÁ LA QUE SENTENCIARÁ, NUESTROS MODELO DE VIDA, Y CUANDO EL JUEZ ESTE EN MEDIO NUESTRO YA NO HABRA OPORTUNIDAD PARA EL ARREPENTIMIENTO SINO EL VIENE A JUZGAR, Y DAR EL PAGO POR NUESTRA ACCIONES, EN CUANTO A LA NO OBEDIENCIA DE LA PALABRA, TODO LO QUE LLEVEMOS ACABO TIENE UN PESO, Y LA JUSTICIA DE DIOS ESTA PRONTA.
TODAVIA TENEMOS OPORTUNIDAD, ARREPIENTASE Y VUELVAN A DIOS, CON AYUNO, LLANTO, Y LAMENTO, VOLVE A EL QUE ES COMPASIVO.
EL QUIERE PERDORNARNOS DE NUESTROS PECADO EL DESEO DE ÉL ES QUE NADIE SE PIERDA. PERO ACUERDATE EL ES JUSTO.